Saturday, November 01, 2008

Pere Bessó (València, 1951). Licenciado en Filología Moderna. Catedrático de Lengua y Literatura Españolas en el IB de Mislata. Publicó, inicialmente en castellano, una plaquette "Cenáculo de Sombras" (1972) y un poemario "Imágenes" (1976) perteneciente a una trilogía que el autor dejó inédita. Participó activamente en la movida generacional de la poesía de los 70: dirigió la revista de poesía "Múrice" i animó con Carme Soto, Marc Granell y tantos otros las tertulias de "Almirante", "San Patricio", "Ascot", etc... Codirigió la colección de poesía "Lindes" con los profesores universitarios y poetas Ricardo Arias y Ricardo BelIveser, y "Fuentearnera" con el profesor, editor y poeta Amós Belinchón.
El invierno de 1986 señala el nacimiento de las tertulias de "Els Dimarts literaris d'Arana" [“Los martes literarios de Arana”], en el histórico Barrio del Carmen de la ciudad de Valencia, que animó con el manegador/manager oficial, Manel J.M. Romero. Pronto, a su calor, nacerían las reconocidas plaquettes de "La Forest d'Arana", cuya colección llegaría a más de cincuenta cuadernos representativos de la mejor poesía valenciana, dando lugar, además, a diversas ediciones colectivas (poetas valencianos por el No a la Guerra) y homenajes, como los tributados a los trobadores, Joan Valls i Jordà o Joan Brossa, y cuyas lecturas y presentaciones de libros, happenings y perfomances duraron más de cinco años consecutivos.
En catalán ha publicado por este orden: "Herbolari de silencis" (Miniatures de Lindes, 1978); "Mediterrània" ( Premi Pasqual Assins i Lerma, ed. Vila de Catarroja, 1979); "L'Alter Ego" (Ed. Fernando Torres, 1980); "Una Estança a Alessandria" (Premi Ausiàs March-Senyoriu de Beniarjó, 1982, Ed. El Cingle, 1983); "Prims Homenatges" (Iº Accèssit del "Vicent Andrés EstelIés", 1979. Ed. 3i4, 1984);"Les llimes de la Vosgiana" (Ed. de la Guerra, 1987); "Pagaràs els ous de cugul" (Premi Ausiàs March-Aj. de Gandia, 1987. Ed. 62, 1988); "La Terra Promesa" (Ed. Bromera, 1989); “Planetari” (Ed. La Forest d´Arana”, nº 25, València, 1992); “Iteràncies, interferències i grafitis (1993-1994)” (2on Premi II Certamen de Poesia “Vicent Andrés Estellés”, Burjassot 1995, Ed. Bromera, 1997); “Minimals” (Premi IX edició dels Premis de Literatura Breu, Vila de Mislata, ed. Ajuntament de Mislata, 1999); “Narcís de la memòria” [Premi Vicent Andrés Estellés XXIX Premis Octubre, 2000, ed. Eliseu Climent , col. Poesia 3i4, nº 104, 2000], Premi de la Critica de l’IIFV [Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana] (2000); “El pou de la set que no assacia” (Russafes Nº 1, Rialla Ed, 2005); “El Quadern de Malta” edición bilingüe castellano-catalán (Ed. Libros de Alejandría, Buenos Aires, 2006). En prensa: “Només per a dones” (XII Premi Josep Maria Ribelles, Vila de Puçol, 2008)...
Poemas y trabajos suyos han aparecido en diversas antologías, estudios y revistas especializadas. Ha traducido al castelIano y al catalán poemas de D.H. Lawrence, Rustebues G. Apollinaire, I. Bonnefoy, M. Dupastre, Michel Déguy, E. Pound, J. Donne, Ronsard, A. Lowell, G. Grass, Marta Zabaleta, Robert Gurney etc…
Compagina la docencia con el trabajo político, la traducción y la creación literaria. Desde principios del 2005 está empeñado en la confección de una Muestra bilingüe de la poesía argentina de la segunda mitad del s.XX desde la perspectiva de género, lo que le ha permitido ir traduciendo algunas de las voces más representativas de ese país. Así, por ejemplo, es responsable de las traducciones al catalán de la colección de plaquettes en edición bilingüe que dirige Cristina Berbari, cuyos primeros cuatro títulos pertenecen a Cristina Villanueva, Lina Caffarello, Cristina Berbari y Rodolfo Alonso.



LECTURA DE SAFO A LA VORA DE L’ALBUFERA

Oh Gongyla,
torna ja…
Sappho

“Som el que aconseguim fer de nosaltres mateixos”,
Audubon declarà a la seua esposa durant el festeig.
Anne Carson

Era quan el sol ponent calava el safrà del seu foc, i les corregudes d’Apol·lo descenien dels turons badallats pels jacints al dret de passa dels pastors, que ens trobàvem al pont de marbre, Gongyla, daurada donzella, com l’alé de matinada o la brisa del mar, fresca la teua bellesa andrògina del septentrió em colpí. Esfereïda per la visió, rauxes mig divines fluien per les venes i sina, convulsa al cimal del desig. Ben aviat la joganera llum del sol de les terres eòliques fondria totes les futils neus del teu cor, fins que la flor porpra fou trepitjada en terra.

Escopides les goles de llautó de la banda de música, les marxes nupcials es buiden a la boca de l’estómac, pesadament premudes als tirabuixons de la forjada verja de ferro, ai la casta i sòlida magnòlia. Hi ha una capa de coure rovellat davall de les voreres de tota cosa, ací en aquesta llum violeta contra la blanquinosa pintura espellofada dels cairols de l’entrada, la rosa del bloc de cendres, la sola fresca punxa de fonoll pudent en la palma de la mà. I et bresse l’adéu, mentre que la remor de l’aiguamoll refusa la teua llunyana reflexió. Quan te’n vas davall d’aquella neu d’arròs arruixat, el teu vel és la més delicada xarxa de pescar. Gongyla, en braços d’un home de tir i arrossegament, les promeses del qual espesseïxen l’alè que penja enllà com un mig somriure a hora foscant, la suor als plecs de la teua túnica. Adéu, rosa meua. Heus ací el fals epigrama que escric per a les teues noces, mentre les barraques i l’oratge udolen: quan els salzes escanyen les canonades d’aigua, un bes de farina de blat esguita les teues celles. Ara eixugue les ales d’un ocell de pedra, ara les taules de rentar enyoren un batec. Amb aquesta cançó estic sorollosament perdut com cordes de tripa de carner en la coixinera de la teua lira.
.
.
.
LECTURA DE SAFO A ORILLAS DE LA ALBUFERA

Oh Gongyla,
Vuelve ya…
Sappho

“Somos lo que logramos hacer de nosotros mismos”,
declaró Audubon a su esposa durante el noviazgo.
Anne Carson

Era cuando el sol poniente calaba el azafrán de su fuego, y las correrías de Apolo descendían de las colinas agrietadas por los jacintos al derecho de paso de los pastores, que nos encontrábamos en el puente de mármol, Gongyla, dorada doncella, como el aliento de madrugada o la brisa del mar, fresca tu belleza andrógina del septentrión me chocó. Aterrada por la visión, arrebatos medio divinos fluían por las venas y seno, convulsa en la cumbre del deseo. Bien pronto la juguetona luz del sol de las tierras eólicas fundiría todas las fútiles nieves de tu corazón, hasta que la flor púrpura fue pisoteada en tierra.

Escupidas las golas de latón de la banda de música, las marchas nupciales se vacían en la boca del estómago, pesadamente exprimidas en los tirabuzones de la forjada verja de hierro, ay la casta y sólida magnolia. Hay una capa de cobre oxidado bajo los bordillos de toda cosa, aquí en esta luz violeta contra la blancuzca pintura despellejada de las rocas de la entrada, la rosa del amasijo de cenizas, la sola fresca pincha de hinojo maloliente en la palma de la mano. Y te mezo el adiós, mientras que el rumor del marjal rehusa tu lejana reflexión. Cuando te vas debajo de aquella nieve de arroz oxeado, tu velo es la más delicada red de pescar. Gongyla, en brazos de un hombre de tiro y arrastre, cuyas promesas espesan el aliento que pende allí como una media sonrisa al atardecer, el sudor en los pliegues de tu túnica. Adiós, rosa mía. He aquí el falso epigrama que escribo para tus bodas, mientras las barracas y el viento aullan: cuando los sauces estrangulan las tuberías de aigua, un beso de harina de trigo salpica tus cejas. Ahora seco las alas de un pájaro de piedra, ahora las tablas de rentar añoran un latido. Con esta canción estoy ruidosamente perdido como cuerdas de tripa de carnero en el zurrón de tu lira.

4 comments:

julia del prado morales said...

Leer a Pere es un placer, gracias por difundirlo Ricardo Juan Benitez. Desde el Perú los abraza, Julia

Escritora y artista visual said...

Mis saludos Ricardo.
Gracias por esta publicación. La magia de Pere es inconfundible. Agradecida por compartirlo.
Un abrazo desde Valencia donde nació Venezuela
Siempre
Milagro Haack

Gustavo Tisocco said...

Felicitaciones a los dos amigos, un gusto siempre leerlos.
Gus.

RICARDO JUAN BENITEZ said...

El agradecido soy yo. Por los generosos (y muy merecidos) comentarios, y a la generosidad y erudición del amigo Pere. Gracias.